expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Creative Commons License
CUIDADO CON PLAGIAR EL CONTENIDO DE ÉSTE BLOG
ESTÁ BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS
*Cualquier mención del contenido sin citar a la autora o la fuente de donde proviene también se toma como falta a ésta licencia


martes, 31 de agosto de 2010

Despedida del abuelo!


La tarde caía sobre los hombros de aquella familia que cobijada por el dolor y por la tristeza propia de las tardes lluviosas se disponían a dar el último adiós al ser que hasta entonces era el pilar de ese hogar.


El cielo parecía no querer dejar de llorar,sus ojos lagrimosos se ocultaban tras las negras nubes pero sus lagrimas rodaban hasta la tierra,esa misma que se abría para recibir los restos del abuelo.

En la memoria de cada integrante de la familia era inevitable no albergar los momentos de risa,enseñanzas y amor que les había regalado ese viejo.

Los hijos por su parte recordaban al hombre estricto,el ser humano lleno de fortaleza y firme de palabra que de vez en vez tuvo que jalarles las orejas para que se portaran bien o para regresarlos al camino del bien.

La ahora viuda recordaba al hombre amoroso del que se enamoro a los 17 años y con quien compartió los mejores momentos de toda su existencia.

Pero,quienes sin duda guardaban los mejores recuerdos de aquel hombre eran los 12 nietos que tomados de la mano alrededor del féretro traían a su mente los juegos,las historias de piratas y de guerras que irónicamente el abuelo les contaba en las tardes lluviosas como aquella en la que ahora tocaba despedirlo.

Para ellos,el abuelo era mas que un simple viejo,representaba la imagen dulce,tierna y bondadosa que no encontraban en sus padres y sentir que perdían a ese hombre les partía el corazón.

Cuando se anunció que era el último momento para despedirse,los nietos tomaron cada uno un puño de tierra y lanzando sobre la caja que se encaminaba al fondo de la fosa apretaron sus manos unas con las otras a la vez que apretaban su corazón lleno de dolor para poder,de esa forma,despedirse del abuelo...despedirse del anciano al que tanto amaban.

Llena de rosas rojas y blancas,la caja fue quedando en el fondo y cuando estuvo lista se cubrió de tierra... húmeda por las lagrimas del cielo que acompañando al dolor de la familia no podían faltar en la despedida del abuelo.