expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Creative Commons License
CUIDADO CON PLAGIAR EL CONTENIDO DE ÉSTE BLOG
ESTÁ BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS
*Cualquier mención del contenido sin citar a la autora o la fuente de donde proviene también se toma como falta a ésta licencia


sábado, 2 de octubre de 2010

Poción Mágica :)

En el largo camino de la infancia aprendí que una sonrisa es uno de los mejores regalos que se puede hacer a los semejantes;aprendí que se da sin esperar nada a cambio y que se da por el simple hecho de así quererlo.


Los años pasaron y aquel aprendizaje de niña fue quedando en el área de la memoria a largo plazo. Sonreír era una cosa de compromiso,un artefacto humano que debía ser utilizado con fines específicos.olvide que se da por el único motivo de así quererlo y sin esperar nada a cambio.

Cuando me consideraba una adulta plena y exitosa llegó a mi memoria la idea de analizar esa vida y entre tanto pensar comprendí que llevaba mucho tiempo sin sonreír,sin dar un bonito regalo a mis semejantes y llegue a pensar que hasta me estaba volviendo un poco amargada. Pensando entonces como adulta y no como la niña que aprendió la poción mágica de la sonrisa,opte por relacionar algo aprendido en mis estudios profesionales para encontrar la respuesta a mi falta de entusiasmo por reír.

La "formula mágica" consistía en responder a las  W questions aplicadas en periodismo,así como éstas preguntas eran la pauta para conocer la base de una noticia, ¿por qué no serlo para recuperar mi sonrisa perdida? El chiste era averiguar porqué había perdido algo que por mucho tiempo (de niña) había formado parte de mi vida cotidiana y aquí el resultado del analisis:

Who? Yo misma
What? Perdí mi sonrisa
How? Dato desconocido
When? No tenía idea
Where? En el camino de la vida
Why? Era la respuesta que necesitaba


Aplicando las respuestas de esas preguntas tan comunes en mi profesión,el panorama se iba aclarando poco a poco,había,como en toda investigación,datos que desconocía pero estaba dispuesta a recuperar la poción mágica que años atrás tanto me había hecho feliz.


Con la mente abierta y con el corazón dispuesto a reencontrar mi sonrisa me moví a ver el mundo de otra manera.


Encontré entonces que la poción mágica se encuentra en la tierna mirada de un bebé...aprecie ese detalle y sin esperar recompensa,sonreí. Tuve en mi andar la dicha de conocer a una pequeña de 14 años que deja de ser niña para afrontar la responsabilidad de ser madre,observé su mirada de amor cuando ve a su hija y volví a sonreír. Una tarde después de mucho trabajo regresé a casa,mi perro me recibió con tanta alegría que sin quererlo o buscarlo mi sonrisa salió nuevamente.Así pasé muchos años,identificando motivos (como solía llamar a esas fuentes inagotables de sonrisas) pero los esfuerzos valieron la pena.
...
De aquellos años en que inició mi búsqueda ha pasado bastante tiempo,el suficiente para saber identificar dónde se encuentra una fuente suministradora de sonrisas. Ahora me cuesta nada sonreír,no porque la sonrisa me traiga una recompensa mayor a la que me traía cuando niña,lo mas satisfactorio de todo era saber que la verdadera razón para hacer el regalo de sonreír consistía en no recibir recompensa alguna...