expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Creative Commons License
CUIDADO CON PLAGIAR EL CONTENIDO DE ÉSTE BLOG
ESTÁ BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS
*Cualquier mención del contenido sin citar a la autora o la fuente de donde proviene también se toma como falta a ésta licencia


lunes, 25 de octubre de 2010

Volver a Casa

Muy diferente a todas las mañanas de sábado,aquella vez abrió los ojos sabiendo que ese día no iría a desayunar a la cafetería de siempre,tampoco iba a pedir una pizza al medio día para comer el resto de la tarde. Aquel era un día diferente en todos los sentidos,no quería dejar la cama porque dejarla significaba dejar la vida que tanto trabajo le había costado construir.
Un aire de nostalgia recorría su rostro,sabía de antemano que estaba frente al día que cambiaría su vida por completo ¿para bien o para mal? era justamente eso lo que debía averiguar y para saberlo tenía que correr el riesgo.
Contempló su habitación,esa que durante años la vio reir,llorar,enfermarse,desvelarse por los estudios y también por gusto,alejarse de aquella habitación era alejarse de la persona que creía ser hasta el momento;era difícil separarse de la vida que creyó estar construyendo,pero lo iba a lograr.
Cuando por fin pudo levantarse de la cama y arrancar de su mente la tristeza (digo de su mente porque de su corazón jamás lo logró),tomó un baño de agua fría,el ultimo en aquella regadera,se vistió rápidamente y cerró la ultima de sus maletas. Miro a su alrededor,en efecto,todo estaba guardado. Parecía que esta vez no había marcha atrás. El camión de la mudanza vendría alrededor de las 11 a.m. pero ella no estaría ahí para recibirlo,su vuelo salía a las 9:30 y quien fuese su compañera de piso hasta aquel día sería la encargada de vigilar la mudanza de los muebles.
Andrea aun temía dejar su vida para ir en busca de su sueño,pero sabía que de riesgos se construyen ilusiones,de éstas deseos y de ellos nacen las metas,y eso justamente tenía en su mente:metas,muchas metas que cumplir y que gozar.
Con el sueño de obtener un buen trabajo,Andrea había aceptado volver a casa de sus padres,regresar a una ciudad chica,donde la vida no era mas aburrida porque no se podía; pero un sueldo de 5 cifras no era algo que se desperdiciase en aquel momento.
-Bueno,todo está guardado -Dijo a su amiga,observó a su alrededor y salió rumbo al aeropuerto.
Cada libro empaquetado representaba una aventura vivida que hoy tomaba otro rumbo.Un sueño guardado a la espera de que algo grande pasase para ser rescatado y revivido en manos de su dueña.
Momentos,sueños,estudios,experiencias,amistades,logros y fracasos,todo estaba ahora guardado en las cajas y en la maleta que se llevaba de ahí.
Y es que volver a casa no era precisamente regresar y ya; volver a casa implicaba madurar nuevamente para aceptar las reglas que había olvidado; significaba también sacar fuerzas para demostrarle a sus familiares y amigos de la infancia que su regreso no era un fracaso,que al contrario de muchos ella venía para presidir la compañía mas importante de la ciudad,que, aunque muchos lo dudaran,sería profeta en su tierra...definitivamente volver a casa era un reto que estaba dispuesta a lograr!