expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Creative Commons License
CUIDADO CON PLAGIAR EL CONTENIDO DE ÉSTE BLOG
ESTÁ BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS
*Cualquier mención del contenido sin citar a la autora o la fuente de donde proviene también se toma como falta a ésta licencia


miércoles, 30 de marzo de 2011

En El Sótano

Habían pasado seis meses desde que Miriam decidió vivir en el sótano y al parecer nadie en casa se había dado cuenta de ello y es que resultaba tan buena actriz cuando quería,que para todos era la chica mas normal y feliz del mundo.
La noche que decidió "mudarse" tomó las cosas mas indispensables de su habitación,algo de ropa,accesorios personales,su laptop y una almohada,estaba segura de no necesitar mas que eso. Abrió entonces la enorme puerta de madera,bajó las escaleras y se instaló en la fría habitación. El sótano definitivamente no era la mejor opción,pero ahora no tenía mas alternativa.
Aquella decisión no fue tomada a la ligera,previo a eso Miriam había atravesado un sin fin de cosas  encadenadas que no le traían nada bueno. Había perdido,por un lado,el sentido de vivir,actuaba por inercia y nada de lo que hacía,decía o pensaba tenía un significado grande para ella.
Guardaba en secreto,además,que desde hacía tiempo presentaba problemas de desorden alimenticio,no estaba segura sí era subordinada de las "princesas" Ana y Mía,pero sí tenía la firme idea de que algo grave le pasaba en ese sentido.
Encerrada.como todas las tardes después de llegar del colegio,Miriam se dedicaba horas y horas a llorar,tenía el instinto de gritar,de pedir auxilio,de decirle a su familia "aquí estoy, atiéndanme" pero en cambio, guardaba silencio,un profundo silencio que a sus padres y hermanos les parecía apatía,rebeldía incluso y la tiraban de loca. Ellos,claro está,no sabían que vivir en el sótano era vivir en el infierno.
El "sótano" a dónde Mir se había mudado no era otra cosa que la representación tangible del sótano en que se encontraba interiormente. El sufrimiento,el dolor,las ganas de no vivir mas se intensificaban a diario y si no encontraba una salida se quedaría atorada ahí mismo...pero estaba segura de no querer eso,entonces respiró profundo y encendió la  lap,necesitaba concentrarse en otras cosas para poder salir a la superficie de sus emociones,de sus sentimientos y de todo lo que la atormentaba por aquellos días.Una vez logrado eso,saldría a la superficie de su propia casa,tomaría sus cosas y regresaría a vivir a su habitación...solo esperaba contar con el apoyo de los seres que amaba.
Habían pasado dos semanas desde que Mir decidió salir del sótano,sin embargo,nada estaba resuelto,seguía necesitando ayuda y se negaba a pedirla...lloraba en silencio,daba gritos al vacío pero nadie la escuchaba,nadie tenía el suficiente tiempo de detenerse a escucharla...entonces,inmersa en todo su dolor cerró los ojos y entró en un profundo sueño.
***
No supo cuánto duró aquel sueño ni que pasó durante ese lapso pero al despertar se encontraba  recostada sobre su cama,rodeada de lindas sabanas rosas y almohadas de plumas...cuando hubo tomado conciencia que se encontraba nuevamente en su habitación, decidió entonces no pensar en sus problemas por un momento,intentó recordar,que,ante todo,era una verdadera princesa y sonrío,por primera vez en muchos días sus labios dibujaron una tierna y sincera sonrisa,sus ojos se concentraron en la pantalla del ordenador y su mente viajó a mejores ideas sobre la vida...esa era la palabra clave,había recuperado su vida.