expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Creative Commons License
CUIDADO CON PLAGIAR EL CONTENIDO DE ÉSTE BLOG
ESTÁ BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS
*Cualquier mención del contenido sin citar a la autora o la fuente de donde proviene también se toma como falta a ésta licencia


lunes, 22 de agosto de 2011

Te Regreso Tu Libertad

Aquella noche Lucero se despertó sobresaltada...vio su reloj y marcaban las 4:15 de la mañana,aun no era tiempo de despertarse,pero tomando en cuenta que las últimas semanas no había dormido nada en días se sintió aliviada de, al menos,haber dormido un poco. Pero no era el sueño o la falta de lo que le preocupaba en ese momento. Sabía que algo le estaba perturbando durante esos días y se había negado a reconocerlo,no podía o mas bien no quería...pero sabía que mas que un deseo era una obligación que tenía con ella misma. Debía entregarle su libertad a aquel hombre,debía hacerlo aunque no tuviera oportunidad de verlo frente a frente.
Buscó en su mesa de noche lápiz y papel y escribió:
Hoy,mi corazón por fin aceptó lo que mi mente hace tiempo sabía y se negaba a reconocer. Reconozco por fin que no podrás amarme como yo a ti;me quieres, sí, nunca negaré eso. Pero estamos a años luz de sentir lo mismo el uno por el otro. Repito: yo te amo!
También reconozco por fin que muchos años puedo retenerte a mi lado y no lograré jamás mi objetivo. Sabes? estoy cansada de luchar,quizá demasiado cobarde o demasiado conformista,pero cuando he puesto todo de mi y he recibido menos nada a cambio no me queda mas que rendirme.
Por eso,hoy quiero que sepas que te dejo libre. 
Libre de mi mente,no buscaré que permanezcas en ella cuando tus deseos son evidentemente otros.
Libre de mi corazón,no te obligaré a llenar un espacio que solo tu puedes pero que no deseas ocupar.
Libre de mis llamadas,de mis mensajes de texto y de mis diez mil correos al día. Tampoco te quiero obligar a leer lo que no quieres.
Libre de mi atención,se que eres lo mas importante para mi pero buscaré otras cosas en las cuales centrarme para no tenerte presente todo el día.
De lo único que no puedo dejarte en libertad es de mi amor,no ahora por lo menos. Ese lo tienes y es todo tuyo. No se que hiciste para ganártelo porque has de saber que es bastante rebelde,pero lo conseguiste y si ahora no lo quieres,no lo ocupas ni tienes espacio para recibirlo,debes al menos perdonarlo por ser tan terco y por querer permanecer contigo. Si quieres o intentas devolverlo no te molestes, antes de muchas maneras lo has hecho y nada ha funcionado...insisto,es tuyo y no se cómo  ni cuándo podré recuperarlo.
Espero también me perdones a mi por no saber decir ésto desde antes. Perdona que tampoco te lo diga de frente pero es demasiado para mi y se que de verte a la cara nada de lo anterior hubiese salido de mi boca...y perdona aun mas que lo diga nuevamente...pero Te amo!!. Lucero
Terminado lo anterior Lucero dobló el papel en cuatro partes como siempre acostumbraba y lo dejó junto a su almohada.
***
Tic tic...tic tic...tic tic...

Lucero abrió los ojos y vio la hora de su reloj, 9:00 a.m. de un sábado cualquiera. Hora perfecta para levantarse y empezar el día. No estaba totalmente de pie cuando recordó lo ocurrido en la madrugada,entonces buscó junto a su almohada aquel papel que hubo escrito pero no encontró nada. Revoloteó entre las sabanas, abajo de la cama incluso y todo igual: no había señales de la existencia de esa carta. 
Desconcertada por no saber si todo fue producto de un sueño o si realmente pasó,lo cierto era que se día ella misma se sentía liberada.