expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Creative Commons License
CUIDADO CON PLAGIAR EL CONTENIDO DE ÉSTE BLOG
ESTÁ BAJO LICENCIA DE CREATIVE COMMONS
*Cualquier mención del contenido sin citar a la autora o la fuente de donde proviene también se toma como falta a ésta licencia


lunes, 6 de enero de 2014

El Año Nuevo Que No Cambió De Color



Desde que tenia uso de razón cada noche vieja representaba para ella una nueva ilusión,un nuevo momento para soñar y creer que el año nuevo empezaría con un nuevo color. Buscaba las estrellas para encontrar en ellas el posible color que traería el comienzo de un año.

Pensaba que si el año empezaba con verde seria lleno de esperanzas...el rojo seria para el amor...el amarillo para la buena suerte y la abundancia.Y así,a cada posible color,Aldora le encontraba un significado de lo que traerían consigo esos 365 días.

Aquel año no era diferente de los anteriores: se despertó aquel 31 de diciembre con la conciencia de que era el ultimo de ese año; se quedo como siempre lo hacia en noche vieja vestida con pijama hasta el medio día; reflexionó sobre las cosas que habían sucedido en todos los días que ahora llegaban a su fin y dijo para si misma "vaya,este fue el año 18 de mi existencia y me deja mucho más de lo que realmente merezco".

A decir verdad, Aldora siempre fue una niña demasiado "madura" para su edad,siempre pudo rodearse de gente mayor y establecer contacto sin mayores problemas,por lo que el cambio de color en cada cambio de año era una de las pocas fantasías que mantenía latente a sus ya 18 años de edad.

Las campanadas llegaron y se fueron con la misma velocidad con que viaja la luz...las doce uvas,los doce propósitos de rutina y los abrazos de felicitación por el nuevo año a cada miembro de su familia y amigos que esa noche se hubieron reunido. Los fuegos artificiales iluminaban el cielo que se veía a veces rojo,otras mas de un tono amarillo parecido a verde y algunas otras de ciertos tonos violeta...entonces paso todo como en una película puesta en cámara lenta y Aldora mientras miraba al cielo buscando una estrella que le indicara cuál seria el color de ese nuevo año,estalló en una sonora carcajada que tomó por sorpresa a todos los presentes,ella,sin intimidarse ante tantas miradas solamente les dijo "Qué ¿? Feliz año nuevo a todos!!!" con una euforia que les contagio e hizo pasar por alto el momento anterior.

En el instante que Aldora dejó salir esa carcajada supo que el año nuevo no cambia de color,que esa era solamente la fantasía que tenia desde niña,la fantasía que había alimentado en sus sueños por no perder algo de su infancia...en ese momento Aldora se dio cuenta de que,sin proponerselo, creció física y mentalmente,se dio cuenta que terriblemente se había convertido en adulta.